Internet: diez predicciones para 2018

Enero suele ser tiempo de reflecciones, balances y proyecciones. El director de la Plataforma de Internet de Ginebra – GIP, por su sigla en inglés, un espacio multisectorial en el que convergen muchos de los debates mundiales sobre las tecnologías digitales y la gobernanza de internet hoy – ha realizado un análisis del año que se fue y sobre esa base formuló una proyección de lo que puede venir.

Cierta inercia en el sector ha permitido el crecimiento de Internet durante más de una década de manera sostenida. Sin embargo, la inercia puede a veces no funcionar bien, ya que las políticas actuales son más propensas que antes a favorecer intereses nacionales y comerciales particulares.

Las preguntas que nos haremos sobre el espacio digital en este año continuarán espejando nuestro espacio real: muchas de las discusiones pendientes e irresueltas como regulaciones, alcances y limitaciones de las políticas públicas y comerciales, implicancias geopolíticas, comercialización, economía, derechos, inequidades, por mencionar algunas,  volverán a estar sobre la mesa, aunque con una marcada tendencia hacia ciertas preocupaciones que se consolidarán año tras año como centrales y transversales, como por ejemplo la ciberseguridad, la articulación multistakeholder o el Big Data.

Las posibilidades de fragmentación y conflicto de Internet serán mayores que hace unos años. En este sentido, durante el año 2018 la gobernanza de internet llegará a un punto de inflexión, define Jovan Kurbalija, director del GIP.

Si bien el ímpetu por la fragmentación es fuerte, para la mayoría de los actores -gobiernos, empresas y sociedad civil (usuarios) – la desintegración de internet sería muy perjudicial. Cualquier convergencia posible deberá nutrirse de actores que acuerden y dialoguen en el campo de la política digital. Las unilateralidades conducirán a más conflicto y desencanto social.

Es en este contexto que las predicciones revelan lo que podemos esperar de la política digital en este 2018 que recién comienza. En un reciente artículo publicado en el portal Diplomacy, podemos rescatar las siguientes diez tendencias que Jovan identifica como influyentes en estos doce meses que nos quedan por delante:

1. Seguirá la preocupación por el uso de los datos. Se destacan tópicos vinculados al valor económico de la información, la proliferación de estrategias opacas de recolección y uso de datos, el rumbo del Big Data, las regulaciones, entre otras.

2. La búsqueda de nuevos mecanismos de gobernanza para la ciberseguridad. A fines de 2017, Internet era menos segura que el año anterior. Las vulnerabilidades críticas se explotan con mayor frecuencia ahora, lo que aumenta los riesgos para la sociedad. Será crítico articular estrategias multinivel, esto es aunar esfuerzos en los planos local, nacional e internacional.

3. Renovar los enfoques sobre el comercio electrónico y la economía de internet. El comercio electrónico ocupó un lugar destacado en las prioridades temáticas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a lo largo del año pasado. A pesar de estas prioridades, la Conferencia Ministerial de la OMC realizada en nuestro país el pasado diciembre no produjo una declaración final ni acordó una actualización del programa de trabajo que ya tiene unos 20 años de antiguedad: fue aprobado en 1998 cuando ni siquiera existían Facebook, Uber o Alibaba. En este sentido, es necesario avanzar hacia marcos y enfoques renovados de acción.

4. El establecimiento de reglas y mecanismos legales en la era digital. Temas como el derecho al olvido y la protección de la privacidad volverán a preocupar en el 2018. También los dilemas en torno a los derechos a la propiedad en la que usuarios, gobiernos y empresas se encuentran enfrentados, tales como los bloqueos a Uber o las limitaciones a Airbnb.

5. La controversia en torno a la inteligencia artificial (IA). Mucho se viene hablando sobre el avance de la IA, el crecimiento de la Internet de las Cosas (IoT), las vulnerabilidades y limitaciones que ello implica no sólo en términos de seguridad sino también en la dinámica del mercado labora, con la preocupación central acerca de la suplantación de mano de obra humana por máquinas. Este año será clave iniciar una búsqueda de equilibrios entre las consideraciones ético-filosóficas y las implicancias prácticas del fenómeno.

6. El avance de las criptomonedas. En 2017, una de las principales sorpresas fue el rápido crecimiento del mercado de criptomonedas. La primera y más prominente, el Bitcoin, aumentó de USD 970 por unidad el 1 de enero a USD 13.700 el 31 de diciembre de 2017. La pregunta principal para 2018 es: ¿continuará el auge o estallará la burbuja?

7. Contenidos en la mira. Diseminar noticias falsas, junto con contenido de extremismo violento, es una cuestión de política de contenido, y podría tener implicaciones significativas para el papel de las compañías de internet como intermediarios, así como para la libertad de expresión. En 2018, los gobiernos aumentarán sin duda la presión sobre las plataformas de internet para que asuman la responsabilidad del contenido que albergan.

8. Los impactos globales de las recientes regulaciones norteamericanas que ponen fin a la neutralidad de la red. Donal Trump ha dado un paso atrás en las reglamentaciones promovidas por el Gobierno de Obama. La medida, pedida por los grandes proveedores, acaba con la igualdad de los usuarios en internet y permitirá imponer un sistema de diferentes velocidades. Seguramente habrá réplicas de esta decisión en otros puntos del globo, promovidas por las grandes compañías, lo cual generará rechazo social y revivirá el conflicto.

9. Presión creciente en torno a la encriptación de datosEn 2018, es muy probable que los gobiernos aumenten la presión sobre las compañías de internet para que proporcionen acceso al backdoor de los datos de los usuarios o reduzcan los niveles de encriptación principalmente para lidiar con grandes riesgos terroristas como fue sugerido por el comunicado conjunto de los “Cinco Ojos” en 2017.

10. Se renueva el debate sobre las identidades digitales, las jurisdicciones en tiempos de internet, la gobernanza … El año pasado fue un año bastante tranquilo para ICANN, la Corporación de  Asignación de Nombres y Números en Internet. Si bien la marea sigue calma, las tensiones subyacentes se mantienen alrededor de tres problemas principales que pueden resurgir en 2018: políticas de identidad en línea, jurisdicción y ambigüedades de gobernanza.

Una versión ampliada de cada una de esta proyecciones puede consultarse en el articulo que publicó Jovan Kurbalija en el portal Diplomacy, que está disponible sólo en inglés; clic aquí para acceder.

Más información también puede consultarse en el GIP Digital Watch Observatory, en donde además es posible suscribirse a un interesante y nutrido newsletter con las principales novedades sobre la industria digital y la gobernanza de internet.-

Anuncios

La paradoja de la conectividad

Comparto una reflexión de Radamés Camargo a propósito de la conectividad y la configuración de nuevas barreras, desplazados y analfabetismos emergentes detrás de la falta de acceso.

La Paradoja de la Conectividad Radamés Camargo radames.camargo@theciu.com En la década del sesenta la sociedad mexicana fue referida como la de “Los Dos Méxicos”, en donde contrastaban uno moderno, industrializado y urbano, beneficiario de las grandes obras de infraestructura y materializado en la creciente clase media. El otro, eminentemente rural, marginado, carente sobre […]

a través de 13,340 Radamés Camargo, La Paradoja de la Conectividad — Blog de Octavio Islas